8.11.2014

Me acuerdo - Little Joe


En honor al auténtico "Me acuerdo" de Joe Brainard


* Me acuerdo que con seis años me mandarón a comprar no sé qué cosa a la tienda y me compré un pedazo de ponqué de limón. Me acuerdo de todos los correazos que me dieron.

* Me acuerdo de las escaleras con terciopelo rojo de mis vecinos.

* Me acuerdo que cuando veíamos pasar helicopteros en el patio de casa con mi prima, pensabamos que era mi tia la de España y gritabamos su nombre como locos.

* Me acuerdo de jugar a estar en el futuro con la secadora de pelo antigua de nuestra peluquería CHIKOSKAS.

* Me acuerdo de cuando me caí y me rompí la barbilla por culpa de mi prima y me tuvieron que poner camisa de fuerza para darme los puntos. Me acuerdo que se rompió el reloj de militar que tanto me gustaba.

* Me acuerdo del quinto grado. Quedabamos para jugar futbol los viernes después del colegio con cuatro amigos. Me acuerdo que al final de los partidos siempre haciamos que nos sobábamos con movimientos muy sexuales y ese era el mejor momento de la semana.

* Me acuerdo que una vez vi una estrella fugaz verde.

* Me acuerdo de todas las ratas que vivían en la casa de al lado de la de mi tía. Me acuerdo que les tirabamos pan de patio a patio y veiamos cómo salían 20 ratas enormes y de diferentes colores a comerlo.  

* Me acuerdo con catorce años de Diego, el mayor de la clase y el que se tiraba a todas las tías. Me acuerdo que me invitó un viernes a beber vodka en su casa y al quinto vaso me dijo que le diera un beso de amigos. Pero un beso de verdad.

* Me acuerdo cuando llegué a España y le respondía cosas a la gente que intentaba relacionarse conmigo. Recuerdo sus lentos giros de cabeza hacia adelante cuando no entendían nada de lo que les estaba diciendo.

* Me acuerdo de mi mejor amigo Nicolás. Le gustaba beber y fumar y drogarse más que a los otros chicos que teníamos quince años. Me acuerdo que le gustaba que nos tocáramos los paquetes y acercar los labios a menos de dos centímetros para ver quién era el maricón que se atrevía a besar primero. Me acuerdo que un día ibamos en un taxi, nos miramos y fuimos cogidos de la mano todo el camino a casa. Ahora está casado, es cristiano ortodoxo y va a tener un hijo.